reflexionando estos días sobre el machismo y sobre la violencia psicológica y física que aún muchos varones ejercen sobre las mujeres, me detuve a escuchar las discusiones que siguen surgiendo sobre si este tipo de violencia es violencia “sin más” como lo pueden ser el acoso escolar, el abuso infantil, el maltrato a los refugiados, etc. o es efectivamente un tipo determinado de agresión, con sus características particulares que nace de una ideología, de un concepto, es decir, de una interpretación de la realidad.

y me acorde del caso del chico violado por unos policías en una comisaria francesa. Un caso en el que no solo se dio la agresión que dejo a la victima hospitalizada, sino que además, hubo un goce por parte de los agresores, un goce no por el acto físico en sí, ya que la violación fue con una porra, sino en el goce por el sometimiento y el dolor de su victima, el gozar dominando, el goce por sentir su humillación.

el dominio que sintieron  millones de mujeres a lo largo de los siglos, es de este tipo. Un dominio que consistía, y aún consiste, en el placer de hacer sentir que la otra, ella, no vale, que como persona significa menos.

en el machismo se da un doble gozo: el de la negación del otro -de sus diferencias- y el goce de la humillación por la negación. Y por esto mismo es una conducta velada, oculta, justificada. Porque al fin y al cabo siempre se ha dado y se seguirá dando, antes eran las mujeres, los esclavos y los campesinos ahora son los trabajadores, las mujeres, los niños. Se da en la política, en la economía, en las relaciones laborales y familiares es parte de la condición humana.

Por que hablar de machismo entonces si es “ser humano”. Porque la particularidad del machismo es que su goce pasa por lo femenino. Con los esclavos fue una cuestión de raza, con las mujeres una cuestión genital.

Aquello que nos hacia únicas, especiales porque eramos procreadoras, los varones lo convirtieron en una condición de inferioridad. Hicieron que nuestro cuerpo se convirtiera en nuestro peor enemigo y con él, nuestra identidad y valor como personas.

Y este goce se convirtió en idea, la idea en creencia, la creencia en ideología, la ideología en concepto y comprensión del mundo.

Las mujeres a lo largo de los siglos tuvo (tiene) que “demostrar” que su cuerpo y su identidad era “algo más” que sus genitales. Que su fuerza física es como la de los varones, que su cerebro funciona igual que la de ellos, tuvieron que luchas para que sus sentimientos no fueran reducidos a lagrimas e impotencia, y sobretodo, que las diferencias son algo bueno.

todo esto tuvo la mujer que hacer para que los varones vieran y entendieran que “a pesar” de tener ovarios, trompas de falopio, útero y vagina valían como personas.

creo que ahora estamos entrando en una nueva etapa, que finalmente estamos ya en el último tramo, donde finalmente consigamos no ser “a pesar de nuestros genitales” sino que seamos con ellos, con la convicción que son parte de quienes somos sea cual fuere la identidad que elijamos.

el día de la mujer es para recordarnos estas luchas, estas aceptaciones veladas que validamos por ser heredadas, para seguir buscando una sociedad que abrace las diferencias, para reafirmar que los casos de violencia contra la mujer si son un caso especial de violencia porque el goce es por dominar a-la-mujer, a su-mujer, que deja de ser persona para convertirse en objeto. Y sobretodo para acordarnos que no estamos solas.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s